El Alto de San Pedro Telmo, que alguna vez fue el primer suburbio de Buenos Aires, ha sido siempre un sitio de encuentros culturales. En esta caminata, histórica y arquitectónica, rastreamos las reminiscencias de una cultura de elite y otra popular; de una urbana y otra propia del campo; de aquella que llegó con los inmigrantes y se difundió desde los conventillos y ésta que hoy se respira en cada atelier y reducto anticuario. Una forma de conocer San Telmo dinámica y profundamente.