Septiembre 2019

21 de septiembre / Inicio

06 de octubre / Finalización

USD 3.990*

Paquete tierra en base doble

(no incluye aéreo)

Tarifa a consultar.*

+ impuestos y tasas*

Pasaje Aéreo

Opcional

USD 890*

suplemento habitación single

Opcional

Desde hace más de 2000 años, caravanas comerciales han estado viajando entre Europa y la China. Las praderas propiciaron el fértil pastoreo, con agua y un fácil paso para las caravanas y, por ello, las vastas estepas asiáticas facilitaron que los comerciantes recorrieran inmensas distancias, desde las costas del Pacífico hasta África e internándose profundamente en Europa. La seda china llegó a Roma antes de la época cristiana, pero no fue el único producto. Las ideas también recorrieron este camino: cristianismo, budismo, islamismo. Este temprano fenómeno de integración sostuvo una cultura internacional que enlazaba a grupos tan diversos como los magiares, armenios y chinos. Esa fuerte dinámica y los impactos de cambio que transmitía, atrajo a sociedades tribales bajo la forma de merodeadores o mercenarios. Las riquezas de las grandes civilizaciones conectadas por la ruta convirtieron a muchas tribus bárbaras en cualificadas sociedades guerreras capaces de conquistar ciudades ricas y tierras fértiles, y forjar fuertes imperios militares. En el siglo XIII los mongoles constituyeron el mayor imperio continental que alguna vez existió. A lo largo de la ruta, encadenando a varios centros políticos entre Pekín, en el norte de China, y Kazán, en Rusia central. el tráfico se hizo muy fluido. La ciudad de Samarcanda, en la región de Transoxiana, fue el sitio elegido por Tamerlán para instalar su capital en el siglo XIV. Gentes de todas las artes, profesiones y comercio se sintieron atraídos por el esplendor de la ciudad: griegos, chinos, egipcios, persas, armenios, sirios, etc. Incluso el Reino de Castilla envió embajadores a Samarcanda, uno de los cuales dejó escrita una fabulosa crónica del esplendor citadino que se vivía. En los siglos posteriores la región fue sucesivamente gobernada por diversas ciudades-estado islámicas independientes, hasta que en el siglo XIX fue invadida por el Imperio ruso. Bujará, Samarcanda y Jiva son, probablemente, los exponentes más prestigiosos de la milenaria historia de la Transoxiana. Hoy forman parte de la República de Uzbekistán, independiente desde 1991 de la ex Unión Soviética.

ITINERARIO Día por Día

DÍA 1 | Estambul

Llegada a Estambul.

Traslado al hotel.

1 noche de alojamiento c/desayuno.

Noche: Cena de bienvenida.

DÍA 2 | Estambul - Taskent

Traslado al aeropuerto de Estambul y vuelo a Taskent (Uzbekistán).

Llegada a Taskent.

Traslado al hotel.

3 noches de alojamiento c/desayuno.

Noche: Cena.

Taskent

Taskent es la capital de Uzbekistán y puerta de entrada del país. Sería un error creer que se trata de una urbe soviética: mucho antes de la dominación islámica de Asia en el siglo XVI, Ptolomeo ubicó a esta “Ciudad de Piedra” (tal la traducción de su nombre) a mitad de camino entre Europa y China. Tradicional plaza mercantil, alcanzó su cénit en el siglo XIX. En 1966 un terremoto puso fin a dos milenios de desarrollo urbano y arquitectónico, por eso su trazado actual con enormes avenidas, plazas, parques y bloques de hormigón no difiere mucho del que tienen otras grandes ciudades que estuvieron bajo la órbita soviética. Quizás eso sea lo que la vuelve tan interesante.

DÍA 3 | Taskent

Mañana: Visita panorámica de Taskent: la plaza de Amir Temur, el Teatro de ópera y ballet, el Museo de Historia, la Plaza de la Independencia -con sus edificios gubernamentales y el Monumento a las Víctimas de la Segunda Guerra Mundial.

Almuerzo en restaurante local.

Tarde: Visita del Metro de Taskent, declarado monumento histórico artístico por el pintoresquismo de sus estaciones.

Resto de la tarde y noche: Libre.

DÍA 4 | Taskent

Mañana: Se recorre la ciudad antigua, donde se encuentra el complejo de Khasti Imam -con las madrasas de Barak Kan (una antigua escuela coránica construida en el siglo XVI, cuidadosamente restaurada), Kaffal Shosi, la biblioteca con el “Corán de Usman” y la mezquita más grande de Uzbekistán.

El siguiente punto es Chorsu, el mercado más importante de la capital, con una curiosa cúpula color turquesa que remite a la arquitectura persa. Finalmente la madrasa Kukeldosh.

Resto de la tarde y noche: Libre.

Jiva

Jiva era el último oasis principal de la Ruta de la seda china que conectaba a Europa con Oriente. A partir de este punto las caravanas se adentraban en el desierto persa. En el siglo IX su población rozaba el millón de personas. Saqueada por los mongoles, se recuperó gracias a la trata de esclavos rusos. La ciudad amurallada parece salida de un relato de las Mil y Una Noches, con sus callejuelas, minaretes, madrasas,
mezquitas y palacios que exponen lo mejor de la arquitectura musulmana en Asia.

DÍA 5 | Taskent - Jiva

Mañana: Libre.

A la hora acordada traslado al aeropuerto para tomar el vuelo interno de Taskent – Urgench.

Llegada a Urgench. Traslado a Jiva en autobús privado del grupo (35 km).

Llegada a Jiva. Traslado al hotel.

Tarde: Subida a un mirador para contemplar la ciudad amurallada al atardecer.

Noche: Cena.

DÍA 6 | Jiva

Mañana: Caminata por Itchan Kala (“Fortaleza Interior”), que comprende lo que fue el territorio antiguo y donde el tiempo parece que se hubiera detenido. madrasas desde donde se difundió el Corán, minaretes color turquesa y palacios donde vivían los emires,
construidos entre los siglos X y XIX, organizan el recorrido.

Resto del tiempo y noche: Libre.

DÍA 7 | Jiva

Mañana: Continuamos visitando los monumentos de Itchan Kala, la fortaleza rodeada por una gruesa muralla dentada.

Tarde: Visita del Palacio de Nurul Boy, ubicado fuera de las murallas interiores. Construido a fines del siglo XIX por un rico comerciante, su arquitectura es una síntesis entre lo oriental y lo occidental. Por dentro su atmósfera es rusa y por fuera orientalasiática.

Noche: Libre.

Bujará fue la capital de un reino samánida, una dinastía de emires persas cuyo imperio (819-999) se extendía desde Mongolia a las fronteras del actual Pakistán en su máximo apogeo. Grandes mecenas del arte y la literatura, tras la islamización del Asia Central, Bujará la noble se convirtió en el centro cultural y religioso ineludible de científicos, religiosos, arquitectos, pensadores y artistas que llegaban atraídos por “su luz”. El intrincado dédalo de callejuelas de su centro histórico han hecho de ella una de las ciudades más visitadas de la Ruta de la Seda. Menos reconstruida que Jiva, sus panzudas cúpulas, mausoleos de adobe y altivos minaretes, madrasas coránicas y mezquitas recubiertas de azulejos vidriados encantarán a los viajeros.

DÍA 8 | Jiva - Bujará

Mañana: Salida hacia Bujará. Picnic en ruta.

Llegada a primera hora de la tarde.

Traslado al hotel.

Tarde: Paseo por el Complejo Poi Kalyan (“A los pies del Grande”), que se terminó de construir en el siglo XVI y está formado por una madrasa, una mezquita y un minarete del siglo XII que es uno de los más bellos jamás levantados.

Noche: Cena.

3 noches de alojamiento c/desayuno.

DÍA 9 | Bujará

Mañana: Caminata por la ciudad: las madrasas Mir-i Arab, Ulugbek y Abdullazizkan, las cúpulas comerciales Toki Telpak Furushon, Toki Sarafon y Toki Zargaron, el complejo Lyab-i Hauz y la sinagoga.

Tarde: Libre.

Noche: Cena en casa de un artesano de los Suzanis tradicionales, quién enseñará la preparación del plato nacional, el plov. Después de cenar, en el mismo taller, nos explica los detalles de su oficio.

DÍA 10 | Bujará

Mañana: En los alrededores de la ciudad de Bujará se visita el monumento Chor Minor, palacio de verano del último emir de Bujara, el mausoleo del guía espiritual sufí Bahovaddin Naqshbandi, y la necrópolis de Chor-Bakr

Tarde: Libre.

Samarcanda

Situada a orillas del río Zerafshán, Samarcanda es una de las más antiguas ciudades del mundo aún habitadas, y la parada principal de la Ruta de la Seda. Dominada por griegos, persas, Alejandro Magno y Gengis Khan, alcanzó su esplendor tras la revuelta contra los mongoles. Tamerlán fijó allí su capital desde la que dominó todo el comercio de Asia Central con Europa y Oriente, recibiendo influencias de culturas tan diversas como la indú, persa, china y árabe. En el siglo XVI entró en declive y ya en el XVIII los zares rusos toman el control de la ciudad. Patrimonio de la UNESCO.

DÍA 11 | Bujará - Samarcanda

Mañana: Visita del Mausoleo de los Samaní, el manantial santo Chashmai Ayub, la mezquita Bolo jauz (una de las más singulares
de la ciudad porque en lugar del enorme portalón posee una doble hilera de columnas de madera, bellamente ornamentadas y con capiteles) y la ciudadela Ark, que es la construcción más antigua de la ciudad y la obra maestra de la arquitectura musulmana del siglo X.

Tarde: Viaje en tren hacia Samarcanda.

Visita de la Plaza de Registan, de un magnetismo especial por los millones de pequeñas piezas de azulejos verdes, blancos y azules que decoran sus portadas. Aunque la fama de Samarcanda se asocia a Tamerlán, que estableció aquí la capital de su imperio, esta plaza debe su majestuosidad a su nieto, el astrónomo Ulug Bek.

Noche: Cena.

2 noches de alojamiento c/desayuno.

DÍA 12 | Samarcanda

Mañana: Visita del observatorio de Ulug Bek, la necrópolis de Shah-I -Zinda (“Tumba del rey”), con ornamentados mausoleos recubiertos de una filigrana de azulejos). Luego la mezquita Bibi Khonum y el mercado Siab.

Tarde y noche: Libre.

DÍA 13 | Samarcanda - Taskent

Mañana: Paseo por el boulevard principal de Samarcanda, con su estatua de Amir Temur y el mausoleo de Gur Emir (o Gran Tamerlán, una obra de exquisito estilo y proporciones, con una bella cúpula turquesa e interiores de elaborada decoración áurea).

Almuerzo en restaurante local.

Tarde: Traslado a la estación para tomar el tren rápido a Taskent.

2 noches de alojamiento c/desayuno.

DÍA 14 | Taskent

Mañana: Últimas visitas en Taskent.

Noche: Cena de despedida.

DÍA 15 | Taskent - Estambul

Traslado al aeropuerto y vuelo con destino Estambul.

Llegada a Estambul.

Traslado al hotel (zona aeropuerto).

1 noche de alojamiento c/desayuno.

DÍA 16 | Estambul

Tiempo libre en Estambul hasta la hora del traslado al aeropuerto.

* Las tarifas están expresadas en dólares estadounidenses (USD) y los pagos podrán ser realizados en pesos argentinos (AR$) a la cotización vigente del banco ICBC en la fecha del pago. Los impuestos y tasas del pasaje aéreo se confirmarán al momento de emitirse el mismo.