Mayo 2021

16 de mayo / Inicio

05 de junio / Finalización

USD 5.590*

Paquete tierra en base doble

(no incluye aéreo)

Tarifa a confirmar.*

+ impuestos y tasas*

Pasaje Aéreo

Opcional

USD 2.190*

suplemento habitación single

Opcional

Julio 2021

17 de julio / Inicio

06 de agosto / Finalización

USD 5.590*

Paquete tierra en base doble

(no incluye aéreo)

Tarifa a confirmar.*

+ impuestos y tasas*

Pasaje Aéreo

Opcional

USD 2.190*

suplemento habitación single

Opcional

Rodeada por las aguas frías del Atlántico, el Mar del Norte y el Canal de la Mancha, Gran Bretaña es la isla más famosa del mundo, fue el centro político de uno de los más vastos imperios coloniales y comerciales que haya conocido la humanidad y se mantiene como un faro universal en materias tan distintas como literatura, música, lengua, arquitectura, jardinería, cine, teatro, pintura, etc. Este nuevo destino de Eternautas es un viaje por la historia, la cultura y el paisaje de Escocia e Inglaterra.

Las primeras diez jornadas exploramos las tierras altas y bajas del norte del país. Las Lowlands han sido tradicionalmente el motor industrial de Escocia y, más recientemente, una plataforma para el arte. Las Highlands y sus islas son un territorio dominado por el mito: clanes, gaitas, whisky, monstruos lacustres y todo el romanticismo que desprenden las novelas de Walter Scott y la ciudad de Edimburgo. Ya en Inglaterra hacemos pie en Northumbria, el bellísimo litoral este donde se siente la herencia celta, antes de explorar el corazón de la isla: los valles verdes y pueblos pintorescos de Yorkshire, con sus espectaculares catedrales góticas, restos romanos y el paisaje literario de las hermanas Brontë. En Liverpool nos esperan la memoria de la Revolución Industrial y de los Beatles. Un poco más abajo, en las arboladas riberas del muy idílico Stratford-upon-Avon, todo gira en torno a Shakespeare y su obra universal. En Oxford, la universidad, colegios y edificios monásticos levantados en la Edad Media y el Renacimiento conforman uno de los más gloriosos perfiles urbanos de Inglaterra. Ponemos rumbo al suroeste: Wessex combina el monumento prehistórico más famoso de Europa (Stonehenge) con la aristocrática serenidad de Bath y la efervescencia multicultural de Bristol. El viaje concluye remontando el Támesis hasta llegar al oeste de Londres. Para ese entonces habremos hablado de anglosajones, vikingos y normandos, de monarcas e imperios, de guerras religiosas y culturales, de música, moda, urbanismo, literatura y política.

Un territorio diverso; dos países en los que conviven tradiciones de varios siglos, como la fascinación monárquica y la estructura de clases, junto al inconformismo de conducir por la mano izquierda y la rebeldía que impulsó al movimiento punk hace cuatro décadas (y hoy al devaluado Brexit). Una sociedad cada vez más hecha de gente llegada de todo el mundo, que perpetuamente debe reacomodar su identidad entre lo heredado y lo adquirido.

Para todo turista dispuesto a convertirse en un viajero inquieto, curioso y seguro, el recorrido de Eternautas por Escocia e Inglaterra garantiza todas las ventajas que tiene hacerlo en grupo pero sin tener que sufrir las incomodidades que los paquetes turísticos generan. Y ese es un motivo para celebrar.

Consultar por extensión a Irlanda.

ITINERARIO Día por Día

Glasgow

Glasgow era ya un centro comercial importante en el siglo XVI, cuando el tabaco y el azúcar americanos ingresaban por allí al resto del continente. Pero con la invención de la máquina de vapor y el arranque de la Revolución Industrial, se convirtió en el motor de la misma, en la “segunda ciudad del imperio” y en una de las más ricas del mundo. Las consecuencias de la crisis económica del 30, el declive industrial de la posguerra y el Thatcherismo la aniquilaron económica y socialmente. Glasgow debió reinventarse como ciudad de servicios y hoy vuelve a estar detrás de Londres en materia cultural. La espléndida arquitectura victoriana del West End es sede de magníficos museos y galerías de arte, en tanto que la arquitectura contemporánea ha refuncionalizado el viejo puerto y Clydeside. Glasgow es hoy una vibrante puerta natural a las Highlands, las tierras altas de Escocia.

DÍA 1 | Glasgow

Encuentro con el guía en el aeropuerto de Glasgow.

Traslado al hotel.

Noche: Cena.

3 noches de alojamiento c/ desayuno.

DÍA 2 | Glasgow

Mañana: Un paseo en bus y a pie para ubicarse en la ciudad. Merchant
City contiene el núcleo medieval original, centrado alrededor de Glasgow
Cross. George Square conserva muchos edificios ornamentados de su época
como enclave industrial. Cuesta arriba se ubica la Catedral de Glasgow (San
Mungo), muy próxima a la Necrópolis, un cementerio de ilustres victorianos.
El centro posee lujosos edificios victorianos y plazas cívicas, dominados por
Blythswood Hill. Al sur de esta colina se encuentra el distrito financiero de la ciudad, con mucha arquitectura contemporánea firmada por celebrities de la talla de Sir Norman Foster.

Tarde: Libre.

Quien lo desee contará con un transfer al Museo de Kelvingrove, impresionante edificio de arenisca roja y rodeado de un parque, que alberga
obras de maestros como Constable, Turner y Rembrandt, y muy buenos
ejemplos de arte y diseño escocés.

DÍA 3 | Glasgow - New Lanark

Mañana: El pueblo de New Lanark se ubica junto a las cascadas del río Clyde, emplazamiento ideal para una comunidad que se dedicó a la producción textil recurriendo a telares movidos por el agua. Fundado en 1785, es una excepcional ventana al mundo del trabajo de finales del siglo XVIII: inmerso en el pintoresco paisaje escocés, el idealista utópico Robert Owen (1771-1858) aplicó aquí -por primera vez- su idea de paternalismo benevolente en la industria textil, creando un asentamiento industrial modelo en el que la planificación y la arquitectura se integraron con una preocupación humana por el bienestar de los trabajadores. En la mirada utópica de Owen, el éxito empresarial no tenía que lograrse a costa del bienestar de los trabajadores, y una sociedad sin crimen, pobreza ni miseria era posible.

Regreso a Glasgow.

Tarde: Libre.

DÍA 4 | Stirling - Loch Lomond - Oban

Mañana: Salida hacia Stirling donde se visita una de las fortalezas más importantes de Escocia. El castillo renacentista, encaramado sobre una roca, desempeñó un papel crucial en las luchas del país por su independencia. Recorrida del complejo y luego tiempo libre en el pueblo. El viaje continúa cruzando Loch Lomond, el segundo lago del país, considerado una de las maravillas naturales de Gran Bretaña. Almuerzo libre en la pintoresca aldea de Luss, ubicada en un espectacular rincón sobre la orilla este del lago.
Llegada al puerto de Oban.

Traslado al hotel.

Noche: Cena.

2 noches de alojamiento c/desayuno.

DÍA 5 | Oban - Isla de Mull

Excursión de día entero a la Isla de Mull, la más accesible de las Hébridas, con sus castillos medievales y sus grandiosas vistas marítimas. Se cruza en transbordador a Iona para visitar las ruinas de una abadía celta de Iona y sus tumbas reales. Regreso a Oban.

Noche: Cena.

DÍA 6 | Inverness

Mañana: Salida rumbo a Inverness. De camino parada en Fort Augustus, situado en uno de los extremos del Loch Ness. Navegación durante una hora y luego almuerzo libre en el pueblo. Bordeando el lago se llega al Castillo de Urquhart, cuyas ruinas se visitan. A media tarde se llega a Inverness, la capital de las Highlands (Tierras Altas).

Traslado al hotel.

Última hora de la tarde: Breve paseo por la ciudad.

Noche: Cena.

2 noches de alojamiento c/ desayuno.

DÍA 7 | Inverness

Excursión de día entero recorriendo un tramo de Wester Ross, una de las carreteras panorámicas más escenográficas de Europa. El área noroeste de las Highlands contiene algunas de las montañas más antiguas del planeta y es una reserva de vida salvaje, cascadas y lagos. Se visitan algunos poblados de la costa norte escocesa y el jardín botánico de Inverewe, de plantas exóticas subtropicales.

DÍA 8 | Inverness - Cairngorms - Edimburgo

Salida hacia Edimburgo atravesando los Cairngorms, la cordillera más alta de Gran Bretaña. Parada en Pitlochry, un pueblito de casas victorianas rodeado de bosques   y páramos nutridos por el río Tummel. Luego Saint Andrews, para almorzar y visitar su catedral y la famosa cancha de golf, la más antigua del mundo.

Llegada a Edimburgo.

Traslado al hotel.

Noche: Cena.

3 noches de alojamiento c/ desayuno.

Edimburgo

Dominada por el imponente castillo, símbolo de la ciudad, Edimburgo combina reliquias medievales, grandeza georgiana y vanguardia contemporánea. Es una de las capitales más bellas de Europa, en la que palacios medievales se codean con lo mejor de la arquitectura moderna, iglesias góticas con increíbles museos y galerías, y las calles empedradas y angostos pasajes del casco histórico dan a los visitantes una idea de su pasado. Ciudad de las artes, escenario de uno de los festivales de música, danza y  teatro más importantes del mundo, Edimburgo es también una urbe literaria, cuna de grandes novelistas como Walter Scott, Robert Louis Stevenson y  Muriel Spark.

DÍA 9 | Edimburgo

Mañana: Una caminata por la pintoresca Royal Mile (Milla Real) que se extiende colina abajo en pendiente desde la colina del castillo medieval (una amalgama de edificios de varios siglos ubicados sobre un volcán apagado) y el Palacio Real de Holyroodhouse (residencia oficial de la reina en Escocia). A lo largo de la milla se ubican plazas donde se levantan lugares de importancia como la catedral gótica de Saint Giles, las Casas del Parlamento o la universidad. Encerrada por las murallas, la “Ciudad Vieja” creció  naturalmente hacia arriba, y conserva aún estrechos edificios de varios pisos de origen medieval.

Tarde: Libre.

DÍA 10 | Edimburgo

Mañana: Recorrida por la “Ciudad Nueva”, construida entre 1766 y 1850, cuando la superpoblación al interior de las murallas del casco histórico se volvió crítica. Para evitar el éxodo de la gente rica a Londres, se trazó un plano racional acorde con las ideas de la Ilustración. En principio puramente residencial, conserva buena parte de su arquitectura neoclásica (o georgiana). El paso del tiempo y las ampliaciones la convirtieron en la zona que concentra los mejores museos, tiendas y actividad de la ciudad. El paseo incluye una vuelta por la costanera, sobre el fiordo de Forth.

Tarde: Libre.

Lindisfarne

San Aidan, monje irlandés, llegó a Northumbria desde Iona en el 635. En Lindisfarne, una isla que queda aislada del continente dos veces por día, fundó un monasterio que se convirtió en uno de los más importantes centros difusores del cristianismo del norte de Inglaterra. Ésta y otras comunidades monásticas se distinguieron por su saber y su vida sencilla, y dejaron como testimonio unos célebres evangelios ricamente ilustrados que son también el más antiguo libro que se ha encontrado intacto en Europa. San Cuthbert (635-687) fue el más milagroso y venerado de los monjes, y llegó a ser obispo de Lindisfarme. Su tumba y la isla entera se convirtieron en un lugar de peregrinaje. Nada queda del monasterio celta, abandonado tras las oleadas de ataques vikingos del siglo IX. Doscientos años más tarde, los benedictinos construyeron un priorato sobre las antiguas ruinas, y en el  siglo XVI sus piedras se utilizaron para construir el castillo/atalaya.

DÍA 11 | Edimburgo - York

Mañana: Salida hacia Inglaterra. La costa de Northumbria es un área de una belleza natural excepcional: acantilados escarpados, playas, extensos sistemas de dunas, reservas naturales con una gran variedad de fauna y  flora y vistas espectaculares a lo largo del camino. Paradas en Lindisfarne, el castillo de Alnwick y la catedral de Durham, la primera en introducir las  nervaduras en la arquitectura de las naves.

Llegada a York.

Traslado al hotel.

Noche: Cena.

2 noches de alojamiento c/ desayuno.

York

York, fundada por los romanos, llegó a ser capital de todo el imperio durante la época de Septimio Severo. Posteriormente fue ocupada por los anglos, conquistada por los vikingos -que la convirtieron en un punto estratégico de sus rutas comerciales- y al fin dominada por los normandos como el resto del país. Segunda ciudad de Inglaterra durante la Edad Media, los reyes a menudo trasladaban su corte allí mientras hacían campañas contra Escocia. De ese período conserva sus murallas, algunas casas y la más hermosa catedral gótica de Inglaterra. Centro social y cultural de los ricos del norte, vivió un verdadero renacimiento gracias a la industria del chocolate y del ferrocarril. Hoy es la ciudad más visitada del país después de Londres.

DÍA 12 | York

Mañana: Caminata por el entramado de calles retorcidas y angostas que -en buena medida- conservan su trazado medieval. Visita a las ruinas de la abadía de Santa María, la Catedral y otros sitios vinculados con su pasado vikingo y medieval.

Tarde: Libre.

El bus estará disponible para los que deseen visitar el Castillo Howard, una de las mejores country houses de la aristocracia británica, tanto por su  compleja y grandiosa arquitectura como por su rico contenido artístico y decorativo, que incluye cuadros de Canaletto, Annibale Carracci, Thomas Gainsborough y Johann Zoffany.

DÍA 13 | York - Liverpool

Mañana: Salida rumbo a Fountains Abbey, en el boscoso valle del río Skell. La abadía más rica del país quedó convertida en ruinas cuando fue disuelta en tiempos de la Reforma. En el siglo XVIII se construyó en su entorno un jardín acuático con estatuas y templetes clásicos. Luego de visitar el sitio el viaje sigue hasta Haworth. Emplazado en los sombríos páramos de los Peninos, el pueblo es famoso por ser el lugar de referencia de la familia Brontë. Las hermanas, poetas y novelistas Charlotte, Emily y Anne son los miembros más conocidos de esta familia literata, y se inspiraron en la escuela, la iglesia, el cementerio y otros parajes de su entorno para crear el ambiente gótico de “Jane Eyre” y “Cumbres Borrascosas”. La casa museo Brontë mantiene el aspecto y muchos objetos originales. Tiempo libre para almorzar y callejear por un pueblo que mantiene bien conservado el aspecto «romántico» del siglo XIX. A última hora de la tarde llegada a Liverpool.

Traslado al hotel.

Noche: Cena.

3 noches de alojamiento c/desayuno.

Liverpool

Debido a su ubicación en la costa occidental de Inglaterra, Liverpool desarrolló una fuerte tradición marítima. Con el comercio de esclavos durante los siglos XVII y XVIII se aseguró una considerable riqueza. De allí zarpó el primer transatlántico al Nuevo Mundo en 1840, y emigrantes de todo el mundo que partían a América llegaban hasta las orillas del Mersey. Algunos se quedaron en la ciudad, como los chinos, que fundaron aquí el barrio más antiguo de Europa. Poderoso enclave durante la Revolución  Industrial debido a su cercanía con Manchester, su declive comenzó con la crisis del 30. Fuertemente bombardeada, durante la guerra perdió su  arquitectura histórica portuaria. Los Beatles la pusieron en el centro de  todas las miradas nuevamente, y hoy es uno de los focos culturales y artísticos del país.

DÍA 14 | Liverpool

Mañana: Panorámica de Liverpool. Con el bus hasta Anfield, el estadio de fútbol donde se disputaron los primeros clásicos de la historia. Caminata bordeando el río Mersey por un complejo de muelles y almacenes  construidos en el siglo XIX, cuando la ciudad era el titán de la industria naviera. Hoy aloja arquitectura contemporánea y museos como la Tate y el consagrado a los Beatles. Sefton Park, la Catedral gótica, Canning -el barrio georgiano de la ciudad, Derby Square y el “Triángulo Báltico”, corazón de la movida  independiente y vanguardista de Liverpool, en el área donde funcionaba el comercio de esclavos y los talleres industriales.

DÍA 15 | Liverpool

Mañana: Una peregrinación por los sitios vinculados a los Fab Four: sus  casas, los lugares que frecuentaban en su infancia y adolescencia, los clubes de sus inicios, y sitios que pasaron a formar parte de la memoria colectiva universal: la calle Penny Lane, Strawberry Fields, etc.

Tarde: Libre.

DÍA 16 | Liverpool - Stratford-upon-Avon

Mañana: Ubicado en el corazón de las Midlands, sobre la ribera izquierda
del río Avon, el lugar de nacimiento de William Shakespeare mantiene la  apariencia idílica de un pueblito Tudor, pese a que sus orígenes son romanos. Visitamos varios edificios y sitios vinculados con el célebre bardo, que tiene aquí su propio lugar de culto en el Royal Shakespeare Theatre.

Traslado al hotel.

Tarde: Libre.

Noche: Cena.

1 noche de alojamiento c/ desayuno.

DÍA 17 | Stratford-upon-Avon - Oxford - Bristol

Mañana: Salida hacia Oxford, ciudad dominada por la vida académica de su comunidad universitaria. Difiere de muchas otras en que no existe un “campus” como tal, sino aproximadamente 40 colegios y edificios asociados  (iglesias, bibliotecas, museos, teatros y salas de concierto). Como la enseñanza era tarea exclusiva de la Iglesia, la mayor parte de los colegios recuerdan a edificios monásticos de los siglos XIII y XIV, rodeados de claustros y jardines. Caminata por esta ciudad tan icónica y compacta. Almuerzo libre y tiempo para explorar a ritmo propio. A última hora de la tarde se llega a Bristol.

Traslado al hotel.

Noche: Cena.

3 noches de alojamiento c/ desayuno.

DÍA 18 | Bristol - Wells

Mañana: Caminata por la ciudad de Bristol, ubicada en la desembocadura
del Avon y principal puerto de comercio transoceánico desde el siglo XVI. Terriblemente bombardeada durante la guerra, su centro refleja las ideas del urbanismo de posguerra. Pero sobreviven edificios antiguos y callejones escondidos de un lado y otro del río. Se comienza descendiendo por la  empinada Christmas Steps y luego hasta la Catedral y el S.S. Great Britain, primer gran buque de pasajeros botado en 1843. Bordeando la zona peatonal próxima al río se llega a Queen Square, el Mercado de San Nicolás y la Iglesia de San Pedro, entre otros puntos.

Tarde (16:30): Quien lo desee tendrá el bus a disposición para una escapada a Wells, célebre por su magnífica catedral medieval y su Palacio Episcopal. Tiempo libre para pasear y/o cenar temprano antes de regresar a Bristol (20:30).

DÍA 19 | Bristol - Bath

Día entero: Los romanos hicieron de las aguas termales de Bath el primer balneario de Inglaterra, y la arquitectura georgiana hizo de Bath la más espléndida ciudad del siglo XVIII. Durante el día paseamos por esta majestuosa y pequeña urbe llena de tentaciones: arquitectura con forma de media luna, tiendas elegantes, cafés, museos, baños romanos, senderos al borde del río Avon, permanentes vistas de las colinas. Almuerzo libre.

Regreso a Bristol por la tarde.

DÍA 20 | Bristol - Stonehenge - Kingston-upon-Thames

Día entero: La descampada llanura de Salisbury posee numerosos vestigios de yacimientos prehistóricos, pero ninguno tiene las proporciones monumentales de Stonehenge, construido hacia el 3.000 a.C. Almuerzo libre. Por la tarde paseo en barco por el Támesis entre Richmond y Kingston-upon-Thames, ubicada en la periferia oeste de Londres.

Traslado al hotel.

Noche: Cena despedida.

1 noche de alojamiento c/ desayuno.

DÍA 21 | Kingston-upon-Thames - Aeropuerto de Heathrow

Tiempo libre hasta el horario de traslado al aeropuerto de Heathrow.

* Las tarifas están expresadas en dólares estadounidenses (USD) y los pagos podrán ser realizados en pesos argentinos (AR$) a la cotización vigente del banco ICBC en la fecha del pago. Los impuestos y tasas del pasaje aéreo se confirmarán al momento de emitirse el mismo. No incluye el impuesto Ley de Solidaridad Social 27.541/19.