Septiembre 2020

15 de septiembre / Inicio

03 de octubre / Finalización

USD 3.990*

Paquete tierra en base doble

(no incluye aéreo)

USD 1.325*

+ impuestos y tasas*

Pasaje Aéreo

Opcional

USD 1.190*

suplemento habitación single

Opcional

Al-Ándalus (“tierra de los vándalos”, en árabe) es el nombre con el que se conoce la zona de ocupación musulmana en la Península Ibérica, que abarcó desde el siglo VIII hasta finales del XV. Su  extensión territorial varió a medida que se modificaban las fronteras y tanto musulmanes como castellano-aragoneses avanzaban conquistando territorio. La invasión de los árabes del este no  significó una ruptura total con la cultura hispanogoda entonces imperante. Ambas se entroncaron sin grandes traumatismos dando un resultado muy peculiar y autóctono, deslumbrante, que  diferenció notablemente el Islam occidental del oriental y que hoy es considerado uno de los periodos más brillantes de la historia de España. También la numerosa población judía que vivía en la  península se vio influida por la nueva cultura, adoptando la lengua árabe y asumiendo su tradición científica. Los musulmanes eran depositarios de las civilizaciones bizantina, india y persa,  mientras que los cristianos deseaban redescubrir los saberes antiguos. La comunidad judía sirvió de enlace entre los otros dos grupos al dominar el hebreo, el latín y el árabe. Judíos, cristianos y  musulmanes por lo general convivieron en al-Ándalus de forma pacífica, lo cual no quiere decir que no se produjeran episodios de violencia entre ellos. Pero no fue hasta la crisis política,  económica y social que afectó a Europa en el siglo XIV cuando se forjó el caldo de cultivo que dio paso a la xenofobia. En el año 1492 fue derrotado en Granada el último reino musulmán y en esa  misma ciudad los Reyes Católicos firman el edicto que decreta la expulsión de los judíos de toda la península.

Ese crisol de culturas musulmana, judaica y cristiana que fue al-Ándalus se pone de manifiesto una y otra vez a lo largo del recorrido que proponemos por el centro, el sur y la costa mediterránea de España, atravesando las regiones de La Mancha, Andalucía, Valencia y Cataluña. Al ser una zona de frontera entre África y Europa y punto de encuentro del Mediterráneo con el Atlántico, la  presencia de restos arqueológicos romanos es muy importante (Hispania fue la primera provincia del imperio) así como la ola de construcciones que impulsó la monarquía católica. La diversidad  de paisajes va desde el cálido valle del Guadalquivir a las frondosas sierras de media montaña, pasando por las playas de la Costa de Oro y las blancas cumbres de Sierra Nevada. Como es habitual  en este país, la oferta de sabores es amplísima.

Los 20 días que dura el viaje permiten hacer pie en fortalezas y castillos medievales, pueblos blancos, mercados callejeros, acueductos romanos, molinos de viento, murallas y ciudades míticas  como Córdoba, Sevilla, Granada y Barcelona.

Para todo turista dispuesto a convertirse en un viajero inquieto, curioso y seguro, el recorrido de Eternautas por al-Ándalus garantiza todas las ventajas que tiene hacerlo en grupo pero sin tener que sufrir las incomodidades que los paquetes turísticos generan. Y ese es un motivo para celebrar.

ITINERARIO Día por Día

Toledo

Situada en lo alto de una colina sobre la margen derecha del Tajo, Toledo floreció durante los siglos XII y XIII cuando musulmanes, judíos y cristianos gozaron de fueros propios y libertad religiosa. Su carácter multiétnico se refleja todavía hoy en una morfología urbana donde ha perdurado el trazado irregular islámico y los edificios religiosos musulmanes y judíos. Sede de la corte española durante el reinado de los Reyes Católicos y de su nieto, el emperador Carlos V, perdió su peso político y social cuando en 1561 Madrid fue nombrada capital de España. Su tranquila atmósfera de ciudad castellana se vio alterada durante la Guerra Civil, cuando Toledo protagonizó una de las batallas más simbólicas entre republicanos y franquistas.

DÍA 1 | Toledo

Encuentro con el guía en el aeropuerto de Barajas (Madrid).

Traslado en bus a Toledo.

Llegada al hotel.

Tarde: Iniciamos la visita de la ciudad por su antiguo barrio judío, las sinagogas medievales de Santa María la Blanca y del Tránsito y el  imponente Monasterio de San Juan de los Reyes. Regreso al hotel.

Noche: Cena de bienvenida.

2 noches de alojamiento con desayuno.

DÍA 2 | Toledo

Mañana: Continuamos la recorrida por el casco histórico y sus callejones empinados de casas bajas. Comenzamos por la Puerta de  Bisagra, antigua entrada a la ciudad. Visitamos la mezquita/iglesia visigótica de San Román. La Catedral Primada, cumbre del gótico español, posee  una sacristía que es también una de las mejores pinacotecas de Europa, con obras de El Greco, Velázquez, Caravaggio,  Rafael, Tiziano, Goya y  otros. Finalmente ingresamos a la Iglesia de Santo Tomé, que alberga en su interior El Entierro del Conde de Orgaz, obra de El Greco.

Tarde: Libre.

La Mancha

Escoltando al castillo se divisan once molinos de viento, confundidos por gigantes en tiempos del más ilustre de los caballeros. Vencedores de  éste en singular batalla, olvidados durante décadas, hoy en día recuperados por el esfuerzo de un pueblo que se vuelca a su memoria histórica. Nacidos de la fértil imaginación de los hombres, al igual que su noble contrincante, los molinos de viento son la respuesta que dieron las  gentes al medio natural en que vivían: La Mancha, Al-Ansha para los árabes; la tierra seca o la tierra sin agua donde era muy complicado  utilizar los molinos de agua. La necesidad de transformar el trigo en harina es la razón de la existencia de los molinos de viento.

DÍA 3 | Toledo - Córdoba (vía Consuegra - Ruta del Quijote)

Por la mañana recorremos un tramo de la “Ruta del Quijote”, corazón de La Mancha: visitamos Consuegra, con sus molinos y castillo  medieval.

Traslado al hotel.

3 noches de alojamiento con desayuno.

Córdoba

Córdoba, situada a orillas del Guadalquivir, fue capital romana de Hispania y más tarde sede del Califato desde el que los musulmanes  gobernaron toda la península ibérica. En el siglo X era la ciudad más opulenta y culta del planeta, con una población cercana al millón de  habitantes. Extremadamente bien conservada, sus numerosos monumentos históricos conforman el segundo casco urbano patrimonial más  grande de Europa.

DÍA 4 | Córdoba

Mañana: Visita guiada del área histórica: el laberinto de calles que conforma la judería, sus patios, puertas, puentes y la Mezquita/Catedral,  emblemático edificio de la arquitectura andalusí.

Tarde: Libre.

Noche: Cena.

DÍA 5 | Medina Azahara

Mañana: Visitamos Medina Azahara (“la ciudad brillante”), fastuosa y misteriosa  urbe que Abd-al Rahman III mandó construir a los pies  de Sierra Morena, a ocho kilómetros de Córdoba. Regreso a Córdoba y resto de la tarde libre.

Una de las tres noches que pasemos en Córdoba, se organizará una visita privada nocturna a la mezquita.

Sevilla

Puerto único por el que entraban los productos y novedades que llegaban de América, Sevilla fue durante más de un siglo la ciudad más  rica de Europa y por ello mismo una de las más importantes del mundo. Ciudad flamenca, torera, religiosa, perfumada por sus innumerables  jardínes públicos y dividida en dos mitades por el Guadalquivir, encarna el tópico de “lo andaluz” y quizás de “lo español”.

DÍA 6 | Córdoba - Sevilla

Tarde: Visita guiada de la ciudad. Recorremos los parques y los pabellones de la Exposición Iberoamericana de 1929, entre ellos la  monumental Plaza de España. Luego nos adentramos en las sinuosas calles de Santa Cruz, el antiguo barrio de la judería y uno de los más  pintorescos por sus patios y románticos balcones. Concluimos el paseo visitando la catedral gótica más grande del mundo.

3 noches de alojamiento c/ desayuno.

DÍA 7 | Sevilla

Mañana: Visita guiada a los Reales Alcázares, el palacio en funciones más antiguo de Europa. Resto del día libre para pasear por la capital andaluza.

Tarde: Libre.

DÍA 8 | Sevilla

Día libre.

Cádiz

Estratégicamente ubicada a caballo entre el Mediterráneo y el Atlántico. Cádiz fue desde sus orígenes una ciudad volcada al mar y al  comercio. Fundada por los fenicios fue sucesivamente conquistada por romanos, visigodos, bizantinos y árabes. En la “era de los  descubrimientos” Cádiz fue asiento del astillero real y tuvo el monopolio comercial con España, lo que la enriqueció y a la larga sentó las  bases de una sociedad liberal y burguesa. El centro histórico, de encanto pintoresquista y prácticamente rodeado por el mar, posee una  atmósfera mora con sus callejuelas angostas que se abren a pequeñas plazas.

DÍA 9 | Sevilla - Málaga (vía Cádiz)

Por la mañana salida hacia Cádiz, una de las ciudades más antiguas de la península ibérica. Visitaremos sus rincones y plazas y su costanera  bañada por las aguas del Atlántico.

Tiempo libre para pasear.

Por la tarde proseguimos hacia la costa del Mediterráneo, a la ciudad de Málaga.

Traslado al hotel.

2 noches de alojamiento con desayuno.

Málaga

Málaga, más tranquila que Madrid o Barcelona, sigue siendo un enclave de Andalucía y la puerta de entrada a la muy popular región de la Costa del Sol, protagonista del boom turístico del país en los 60 y 70. Pocas ciudades en el mundo presentan una superposición tan amplia  de huellas del paso de civilizaciones, tanto de Oriente como de Occidente, en tan reducido espacio urbano. Restos fenicios, púnicos, romanos,  árabes, etcétera, convierten el centro de Málaga en un auténtico palimpsesto histórico. La ciudad también ofrece playas, museos de arte,  excelentes tiendas y gastronomía.

DÍA 10 | Málaga

Mañana: Visita de la ciudad.

Tarde: Libre.

Granada

“Quien no ha visto Granada no ha visto nada” reza el refranero popular sin equivocarse: Granada, gitana y modernista, es una de las ciudades más bellas de España. Punto de encuentro entre Europa y el Magreb, la capital del último reino nazarí fue uno de los centros más  florecientes anteriores al Renacimiento. Última frontera de al-Ándalus, su fisonomía se mantuvo hasta fines del siglo XIX cuando el boom azucarero la hizo vivir un nuevo esplendor urbano. Una ciudad que invita a sumergirse en la atmósfera intemporal de sus teterías árabes o a  perderse tapeando en sus innumerables bares.

DÍA 11 | Málaga - Granada

Mañana: Nos dirigimos hacia Granada por la ruta de los pueblos blancos, donde nos detendremos a visitar Antequera. Tiempo Libre para  recorrer y almorzar.

Al atardecer, nos dirigimos al barrio de Albaicín para contemplar el castillo de la Alhambra desde el Mirador de San Nicolás. Paseo por las  callejuelas de uno de los antiguos núcleos de la Granada musulmana.

3 noches de alojamiento c/ desayuno.

DÍA 12 | Granada

Mañana: Visita de la Alhambra, ciudadela ubicada sobre una colina de difícil acceso y rodeada de montañas. En sus palacios, jardines y  alcázar moraban el monarca y la corte andalusí, hasta que a partir de 1492 fue sede de una corte cristiana. Sus patios, aposentos, torres y  palacios conforman uno de los complejos arquitectónicos y paisajísticos más bellos y refinados construidos por el hombre.

Tarde: Libre.

DÍA 13 | Granada

Día libre.

Noche: Show de flamenco en Sacromonte.

Valencia

Debido a su larga historia, Valencia está muy emparentada con fiestas populares (como las fallas) y tradiciones culinarias (la paella). Urbe  mediterránea de orígenes romanos, posee uno de los cascos históricos más extensos y visitados de España. Junto a él convive la “Ciudad de  las Artes y las Ciencias” proyectada por Santiago Calatrava y concluida en 2005; un complejo cultural, arquitectónico y de entretenimiento que incluye varios museos, jardines, puentes, el acuario más grande de Europa y otros centros de esparcimiento.

DÍA 14 | Granada - Valencia

Mañana: Nos dirigimos hacia Valencia.

Llegada a Valencia.

Traslado al hotel.

2 noches de alojamiento con desayuno.

DÍA 15 | Valencia

Mañana: Visitamos el casco histórico de Valencia y sus más importantes monumentos medievales como la Catedral y la Lonja de la Seda. También  recorremos la Alameda dónde se encuentran los símbolos de la arquitectura contemporánea como la Ciudad de las Artes y las  Ciencias.

Tarde: Libre.

Noche: Cena.

 

Barcelona

Barcelona, segunda ciudad de España e histórica capital de Catalunya, lo tiene todo: un casco histórico gótico fenomenal, mercados al aire libre, museos, iglesias y restaurantes de renombre, playas sobre el Mediterráneo… y una arquitectura que abarca dos mil años de historia. Ninguna es tan espléndida, original y sobresaliente como la etapa modernista. Las obras construidas entre finales del siglo XIX y las tres  primeras décadas del XX le dieron carta de identidad cultural propia a una ciudad que estaba diferenciándose del país por razones  económicas e ideológicas.

DÍA 16 | Valencia - Barcelona

Mañana: Salida hacia Barcelona. Antes de nuestra llegada nos detendremos en Sitges, donde tendrán tiempo libre para pasear y almorzar.

Tarde: Llegada a Barcelona.

Caminata por el antiguo barrio gótico, donde veremos la catedral, el antiguo Call (barrio judío) y el Palacio Real.

3 noches de alojamiento con desayuno.

DÍA 17 | Barcelona

Mañana: El patrimonio modernista de la ciudad es incalculable y omnipresente.  Haremos una caminata con un guía que nos mostrará  algunos de los íconos de aquel período, y otros menos conocidos. Terminaremos entrando al Palau de la Música Catalana para una visita  privada.

Tarde: Libre.

DÍA 18 | Barcelona

Mañana: Recorremos en autobús la zona del Parque de la Ciudad, con sus pabellones modernistas, el arco del triunfo y las fuentes del  parque. Luego veremos otro sector del barrio antiguo llamado Borne, con su emblemática Catedral del Mar. Seguiremos con la visita de una  maravilla arquitectónica del modernismo, recientemente restaurada: El Hospital de San Pau.

Tarde: Libre.

Noche: Cena de despedida.

DÍA 19 | Barcelona

Tiempo libre hasta el horario de traslado al aeropuerto de Barcelona.

* Las tarifas están expresadas en dólares estadounidenses (USD) y los pagos podrán ser realizados en pesos argentinos (AR$) a la cotización vigente del banco ICBC en la fecha del pago. Los impuestos y tasas del pasaje aéreo se confirmarán al momento de emitirse el mismo.